Recordando…

11 de January de 2014. Escrito por Marcela.

Querido Vichito:

Tengo tantas cosas que contarte, que no se por donde empezar, creo que tal vez empezaré diciendo que soy feliz con el marido e indudablemente muy, muy dichosa con la hija. La hija también ya hace su aparición más constante en mis sueños, ya es parte también de mi subconciente, ja,ja,ja.
Me parece que aquella parte del cerebro que nos hace ser directores de cine, actores, directores de orquesta, técnicos de sonido etc., nos permite ir adaptándonos a las nuevas realidades de vida o a digerir en ella cosas que sobrepasan nuestra entendimiento, como el tener un hijo.
Leyendo el blog de alguien que contaba el parto de su bebé, vino a mi recuerdo escenas de ese día. Como recordarás por razones de primeriza fui a parar a la clínica el sábado y afortunadamente la ginecóloga en jefe me dio de alta el domingo y puede regresar a descansar en mi santo hogar.
En un hospital uno no reposa, se desgasta. No puedes dormir tranquilo, porque cada hora te están haciendo algo… Horrible…
Fue maravilloso regresar a casa y esperar a que la peque diera señales de queres salir y eso sucedió el martes 14 de agosto de 2012. Estaba viendo una película, no recuerdo el nombre y sentí unos dolorcillos que iban y venían. Eran como las dos de la tarde pero se aguantaban muy bien. Como a las 5 empezaron hacer algo más duros y decidimos ir a la clínica. Al llegar me atendió una partera muy simpática que tenía el turno hasta las 20.00. Me ofrecieron una bañera calientita para relajarme y la acepté gustosa, pero no, no sirve con las contracciones. Salí de ahí a los 30 minutos y me llevaron a la habitación donde nacería la hija.
Viendo hacia atrás, bendigo el momento en el que el marido insistió en que sería bueno que especifique que quería que me pongan la epidural. El dolor era insoportable y habían pasado como 5 horas, estaba agotada y pedí que me la pusieran. Era la media noche cuando llegó el anestesiólogo. Se equivocó la primera vez, pero en el segundo intento lo logró muy bien y que alivio… Que maravilla es no sentir ese dolor inenarrable.
Muchas mujeres juzgan a las que como yo optan por este anastésico, pero como dice M, si estamos en el siglo XXI porque no aceptar las ventajas. Sin lugar a dudas lo recomiendo.
Después de ello puede dormir como una hora y me encantó que la segunda partera (Hebamme) de raíces turcas, permitiera que M se acueste en una cama a mi lado. Eso me dio más tranquilidad y puede dormir mejor.
Se rompió el agua de fuente como a las 4 de la mañana y la bebita nació 8 para las 8. Es el aconteciento más hermoso de mi vida, y M lo vivió conmigo. El cortó el cordón umbilical. Fue una suerte estar en este país que permite que pueda ser un hecho vivido en pareja.
De eso ya ha pasado como un año y cuatro meses. Ella, mi ángel, mi uno y mi todo, crece que da un contento. Está en la fase de las interacciones sociales y el copiar las cosas. Le encantan sus libros de animales, en especial el que le regaló Rita, con los sonidos reales de los animales del zoológico.
A mi amiga del alma, Adriana, le decía que creo que los hijos nos hacen ser mejores seres humanos, ya que por ellos, quisiéramos ser mejores. A ella le llegó un hermoso regalo de Navidad, su David.
A veces me apena que no te conozca, se que la querrías con locura, como solo tú podías hacer con cada uno de nosotros, pues poseías la magia de tocar el corazón de cada uno de forma única e irrepetible. Hasta ahora todos pensamos que fuimos tus favoritos.
Te cuento que M, también tiene mucho de eso, de ese amor loco, sereno, complíce pero también maduro de padre. Me encanta como se aman. Me encanta como busca a su padre y se siente amada y protegida. Me alegra que él sea su padre.
En cuanto a mamita y mis hermanos queridos, ellos son buenas gentes y la distancia gracias a Dios no ha provocado sismas o rupturas. Obvio que la relación muta, pero para bien.
Como sabes tenemos una nueva angelita, Carlita que nació el 28 de mayo y un angelito que nacerá Dios mediante a fines de febrero. Que lo más probable es que lo conozca y lo pueda tomar en brazos.
En cosas más terrenales, estoy feliz pues recibí una mac. No es nueva, nueva pero es una maravilla. Y el marido ha hecho todo para que este a punto. Gracias mi amor.
Bueno, mi guardián de sueños, no me olvides y bendícenos, en especial a la pequeñita.
Te quiero mucho,
Marce

La pequeñita…

1 de February de 2013. Escrito por Marcela.

Querido Papito del alma:
Es increíble sentir este amor que por una hija se siente. Nuestra pequeña florece cada día. Cada mañana recibimos su papá y yo su alegría de vernos. La expresión de su carita es como si viera a su helado de chocolate preferido Como no quererla.
Por otro lado, solo ayúdame a controlar a mis propios demonios.
Te quiero y te siento cerca…
Marce

Seremos tres…

31 de May de 2012. Escrito por Marcela.

Querido padre mío:

Ahora que M y yo estamos recorriendo los caminos de la paternidad y maternidad, pues hemos recibido el milagro de concebir a nuestro primer retoño, nos damos cuenta como se mezclan una serie de emociones y sentimientos, pero el principal es la felicidad de que nos está pasando un milagro de vida.

No puedo expresar toda la inmesa ternura y amor que me genera sentir a mi bebé. Ver como va creciendo en mi vientre y que es el fruto del amor de los dos. Una nueva vidita que se conjuga de dos mundos pero a la vez será ella misma. Me hago muchas imágenes pensando en como será su carita, la forma de sus ojos, su boca, su nariz, su piel, … en fin todo.

Esta bebita ha trastocado nuestro corazón, nuestra vida pero para bien. No salimos de nuestro asombro… Estamos enamorados de esta bebé. Qué el de Arriba nos ayude a ser buenos padres y tu padre mío, que muy temprano me visitaste en sueños y categóricamente aseguraste que era una nena, la protejas y la bendigas.

Te quiero,

Marcela

Sin internet un mes…

1 de August de 2011. Escrito por Marcela.

Hola Papá querido:

Ha sido una odisea este último mes pues agregado al cambio de casa, se viene todo el cambio de papeles y claro también hay que pedir el servicio de internet al nuevo sitio. Pero estos han resultado poco serios porque el técnico nos ha dejado como “novios de pueblo” dos veces, esperamos que no haya una tercera vez porque sería el colmo. Conste que estamos en Alemania y que se supondría que eso no pasa, pero cuando cuentas, típico que otra gente te dice, sí, yo conozco a alguien en la misma situación, o a mi me pasó también, etc.
Como dice mi querido marido hay que también ver el lado positivo y eso ha sido que casi a menudo hacemos un reocrrido de 8 km. en bici para ir y colver de la biblioteca con un camino maravilloso, al lado del río. Todo es tan bonito, verde y tranquilo. Claro que afortunadamente se ha calculado bien para que la lluvia (de este verano-lluvioso) no nos coja en medio camino.
Por lo demás, el bebé del hermano sigue creciendo en la pancita de la madre. Ella que es un dulce también esta feliz con su retoño.

Bueno hermoso, me despido, muchos besitos,

Marcela

El proceso del duelo y un nuevo bebé

9 de June de 2011. Escrito por Marcela.

Querido Papá:

No, no te olvidado y si te acuerdas abrí este blog buscando cubrir las conversaciones que teníamos. No me costaba nada contarte casi todo, desde las pequeñas cositas que me pasaban cada día, hasta aquellas cosas más profundas, las que me interrogaban sobre mi presente y mi futuro. Ahora que casi han pasado 6 años de que te fusite, siento más tranquilidad, aunque no te miento, hay momentos como ahora que siento como ese dolor me oprime la garganta y todavía me brotan las lágrimas.

Tengo una teoría y es que en el proceso del duelo el subconciente juega un papel importante a través de los sueños . Los primeros momentos que son la negación total de la muerte del ser amado va acompañado de sueños que son “reparadores” pues en ellos se vive su presencia con tal intensidad que te convences que todavía está vivo. Son sueños tan variados pero la constante es que en ellos todo continúa igual que antes. Después, tal vez al segundo o tercer año, en los sueños hay una vocecita que te dice: “pero si ya esta muerto”. Y finalmente una etapa donde claramente uno sabe que está soñando con el amado que ya partió. Veo que también para alcanzar el equilibrio hay que perdonar y perdonarse, aunque en esto último todavía ando trabajando. En todo caso, ya hice las paces con Dios y eso ayuda a quitar cargas pesadas del corazón y también he perdonado a la persona que te atropelló. No sé donde esté, pero le perdono y espero que haya aprendido de lo que ocurrió, al fin y al cabo cargar en la conciecia con la muerte de alguien no debe ser fácil.

Tal vez pienses que estoy loca en conectar dos hechos contrapuestos, tu muerte y la celebración de una nueva vida, pero me parece que precisamente este bebé, al ser también tu sangre, nos regala el pasado y el presente. En efecto mi hermano y su esposa están embarazados y nacerá con la bendición de Dios en octubre. Con su primera paternidad, veo a mi hermano completamente feliz y a su mujer ni se diga. Estoy muy contenta por mi hermano, por su felicidad y deseo con el corazón en la mano todo lo mejor para él, MI y el bebé.

Yo entretando sigo soñando con vivir más aventuras en este lindo país y en el que me he sentido tan feliz con el marido.

Te quiero papá,

Marcela

Tantas cosas…

12 de April de 2011. Escrito por Marcela.

Hola papito:

No sé por donde empezar, tal vez es mejor por orden cronológico, me invitaron a dar una conferencia en Sevilla a finales del mes pasado y todo salió muy bien. También publicarán la ponencia en un libro que saldrán a finales de año. Otra publicación, estoy muy contenta.

M es un maravilloso planificador de viajes, así que hizo que además de Sevilla, también visitáramos Málaga, Granada y Faro una pequeña ciudad cerca del mar, en Portugal. Quedé simplemente fascinada con la Alhambra en Granada, por razones de tiempo fuimos al primer horario de visita, 8.30 y no pudo haber mejor decisión. En un inicio, sólo éramos M y yo en el Generalife. El agua juega un papel importante, ya sea en las fuentes o como acueductos.

Esperamos volver a Sevilla, por el congreso no tuvimos mucho tiempo para visitarla, de lo poco que vimos es una lindura de ciudad. Para los que estudian historia, pensar estar en el Archivo de Indias es una cosa de locura. Sevilla estaba con sus naranjos en flor y el olor a azar me encantó. Vale la pena estar ahí. Fue gratificante volver a ver a personas queridas y sentir que los afectos perduran. Allí celebré mi cumpleaños, jamás lo olvidaré. Quiero aprovechar para agradecer a todos por sus felicitaciones.

Faro, fue una sorpresa. Me dio una pena no saber algo de portugués, claro que a uno en español lo entienden bastante bien, en todo caso un ciudad pequeña, llena de rinconcitos mágicos. Por fin, pude ver nuevamente el mar, que ganas de playa.

Por otro lado, también estoy contenta porque daré un seminario en la universidad en Alemania. Ya lo tengo preparado, se aprende mucho a planificar en estas tierras y me agrada que así sea.

Lo no tan bonito son los últimos acontecimientos en Japón, qué pena que me da, pero también sé que ese pueblo valeroso y milenario nos dará una gran lección a todos. No sé quejan, trabajan por reconstruir y salir adelante. Me encantó el post de Betty, sobre este pueblo y su actitud de vida en estos momentos.

También algo medio terri, sobre todo para dos jóvenes vidas, es la muerte de Rocío. Ella habrá estado en 30 y piquillo pero el cáncer no cedió. La familia esta conmocionada. Me apenó mucho enterarme de ello. Espero padre mío que se hayan reunido ya. Eso quiero creer con toda el alma, que habrá un lugar y un tiempo donde a todos los que amamos y ya se fueron los volveremos a ver.

Finalmente, estamos de aniversario de bodas. En un día como hoy M y yo decidimos casarnos. (¡Feliz aniversario mi amor! Soy inmensamente feliz, porque me casé con el amor de mi vida.)

Padre el alma, sé que no he escrito mucho, pero he tenido muchas cosas que hacer, pero si te recuerdo y me haces falta.

Te quiere,

Marcela

Gracias a la vida

5 de March de 2011. Escrito por Marcela.

Hola papá mío del alma:

Hoy sentí al de arriba después de tanto tiempo. Ya sabes que me enojé con Él terriblemente porque te fuiste. Qué bueno fue sentir su presencia en una canción que me desató en llanto. Vacié mi enojo. vacié mi tristeza, vacié mis preocupaciones.

Tengo tanto que agradecer a la vida. Hay tanto por lo que debo dar gracias, pero sobre todo por estos maravillosos casi cinco años de matrimonio.

Gracias mi amado, gracias por tu forma de estar siempre, por todo tu apoyo para que haga lo que quiero, por tu forma de dejarme libre para que sea yo misma. No hay lenguaje humano para expresar todo lo que siento por ti.

Esta canción de Violeta Parra “gracias a la vida” lo dice todo:

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me dio dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado
y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído que, en todo su ancho,
graba noche y día grillos y canarios;
martillos, turbinas, ladridos, chubascos,
y la voz tan tierna de mi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano, y luz alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados;
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me dio el corazón que agita su marco
cuando miro el fruto del cerebro humano;
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto.
Así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto,
y el canto de ustedes que es el mismo canto
y el canto de todos, que es mi propio canto.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Las biografías

30 de January de 2011. Escrito por Marcela.

Hola papá del alma:

Ya sabes que me encanta hablar con mi madre y mis hermanos. La distancia que nos media hace que tanto yo como ellos procuremos ser más tolerantes, escuchar con más atención y sobre todo querernos, querernos mucho.

Ahora paso al título de esta carta “biografías” y es porque conocemos a una amiga querida que tiene un legado interesante en todo sentido, como mujer, como artista, como ser humano y M le invitó a que escriba sus vivencias, un libro biográfico. Ella tiene varios objetos que cree que no serán valorados y por eso M dijo que sería mejor que ella contará todo lo que hay detrás, por ejemplo de un libro de vistas que ella posee, luego de haber hecho una exposición de pintura en su tierra.

Ella es una de las personas que admiro, pues tiene unos 70s y piquillo bien puestos, siempre tiene su agenda muy ocupada y es una persona vital, parece de 50s. Es una pena que su legado no se escriba, ojalá se aventure a hacerlo. También producto de esta conversación me quedó girando una idea en la cabeza y es que debería escribir una biografía tuya. No digo para hoy pero si empiezo a escribir un párrafo todos los días de lo que me acuerdo, será una buena idea. Claro que la mente planificadora de M que da una buena estructura a las cosas me ayudará mucho.

Un besote lindito y a pensar en nosotros en los próximos días,

Marcela

Las contradicciones…

21 de December de 2010. Escrito por Marcela.

Hola padre mío:

Primero, sé que de alguna forma saldremos y lo haremos bien, siempre ha sido así. Segundo, con lo del título de esta anotación debo decir que se debe a esa serie de cosas que allá no hacía, o las hacía por obligación y que ahora, estando lejos, tengo muchas ganas de hacer. La novena, por ejemplo, se rezaba horas de horas, por lo menos eso me parecía, y era aburridísimo; lo más interesante era cuando había que cantar los villancicos, je,je,je.
Qué va con meterme a la cocina por mucho tiempo y peor estar pensando en algo especial para cenar. Ahora lo hago con gusto pensando en el marido.
No me gustaban mucho las artesanías y peor ponérmelas, bueno hasta el día de hoy, pero ahora cargo una cartera que dice el nombre del paisito.
Extraño comidas que allá casi no las probaba y si las comía era porque los ojos de la madre se posaban sobre mí “muy cariñosamente”.

Bueno, en fin, de todos modos SOY MUY FELIZ en esta tierra del norte, con un paisaje invernal de película. Me encanta la nieve y su forma suave de posarse sobre todo. Es una maravilla caminar sobre el lago congelado, je,je,je, que a mi marido le recuerda un pasaje bíblico. Los embutidos son sabrosísimos y las galletas ni se diga. Los mercados de Navidad parecen de cuento y me encanta beber ahí el ponche para niños.
Creo que el Sr. Schubert tiene razón: hay que juntar los terroncitos de azúcar de una y otra parte y quedarse con lo mejor de ambos lados.

Bueno amorcito mío, papá del alma, donde sea que estés, bendícenos a toda la familia.

Marcela

P.D. Una tarjeta para ustedes

“El congreso de los gatos” y Lennon

9 de December de 2010. Escrito por Marcela.

Hola papito del alma:

Nuestros encuentros son más espaciados pero más serenos. Ahora precisamente mi corazón, mi mente, toda yo no logro arrancar completamente con otro de mis sueños. Siempre me sirven de inspiración las sabias palabras del Padre Vallés. Él cuenta la historia del congreso de los gatos para explicar el significado de la palabra japonesa mushotoku.

Creo que atendiendo al sabio consejo del “Viejo Gato” debo pensar en la realización de mi sueño con alegría, sin la tensión de no querer fracasar o hacerlo mal. Simplemente disfrutar de lo que me propongo vivir, de lo que me propongo hacer y con ese “relajarme”, seguramente alcance tranquilidad mi espíritu y salgan las cosas más fácil y mejor de lo que creo.

Por otro lado, creo que también debo pensar en positivo sobre mí misma y quererme más y seguir floreciendo.

Finalmente, ahora en que insistimos tanto en profundizar nuestras diferencias y así crear más barreras imaginarias que reales, sería interesante “escuchar con el corazón” la canción Imagine de Lennon y así hacerle un buen tributo, no sólo a él, sino a la humanidad completa.

Abrazos padre mío,

Marcela

« Anotaciones previas