La Pascua

8 de April de 2009. Escrito por Marcela.

Querido papá:

Luego del invierno la naturaleza resucita con una avidéz inimaginable, es increíble el cambio y también los efectos que puede producir sobre las personas.

Los cambios estacionales le brindan a uno la oportunidad de saborear o añorar el sol. Cuando tienes un sol que dura todo el año y los cambios son de más secos a más lluviosos, no se tiene mucha oportunidad de reconer y vivir esos cambios.

En Alemania al igual que en otros partes del mundo se sobrepusieron las costumbres ancestrales al cristianismo. Una tradición anterior de los habitantes que hoy se conoce como Alemania, reconocía  en los conejos la simbología de la fertilidad.  El “conejo de Pascua” es un actor principal en este tiempo en estos lares y la costumbre es que los padres esconden huevos (hermosamente coloreados, de chocolate) en su jardín o en su departamento para que los niños los busquen. Los niños pequeños creen que es el Conejo que les trajo los huevos.

En este lado del mundo, la fertilidad está asociada a la primavera y en el Ecuador por ejemplo al tiempo de las cosechas.

Ayer hice que mis estudiantes de español escribieran una tarjeta por Pascua y el contenido era más o menos así:

  • “Te deseo unas felices Pascuas, que disfrutes de las fiestas y que el conejo te encuentre.”
  • “Felices Pacuas, que disfrutes de la búsqueda de los huevos”

Lindo ¿no? Aprivecho para desear a todos unas ¡Felices Pacuas! Es decir un tiempo hermoso de renovación corporal y espiritual.

Un beso grande, papito.

Marcela

Pd. Espero que el conejo también nos encuentre :) :):)

2 Responses to “La Pascua”

  1. Venus Says:

    La pascua no me gusta porque se la mezcla con la muerte de jesus, lo cual no debería de ser. Y obviamente no celebro pascua, me parece extraño que un conejo traiga huevos WTF?
    Leyendo tu blog me doy cuenta que he tenido muchas ventajas por entra a a la uni sabiendo ya alemán, no me imagino lo difícil que debe haber sido empezar como tu. Pero si tu lo lograste me da animos de que yo tambien lo lograre.
    Saluditos desde Stuttgart

  2. Marcela Says:

    Antes celebraba más la Pascua. Cuando estaba en la pastoral, reflexionábamos sobre el amor tan grande que tuvo Jesús por nosotros que fue capaz de “dar la vida por los amigos”. Me parece que no se podría explicar la grandeza de Cristo sin la pasión, pero mucho menos sin su resurrección. Espero que exista vida después de la muerte para que sigan los lazos con las personas que tanto amamos.
    Por otro lado, como tú bien conoces, para entrar a una universidad alemana debes demostrar que sabes el idioma y para ello debes aprobar el DHS o el test DaF, así que en efecto lo aprobé. Al inicio, los miedos se apoderaban de mí y había horas de clase que no dada una, pero con el tiempo y la “normalidad” de recibir clases en alemán, los miedos se acallan afortunadamente. Estoy becada y gracias a Dios debo decir que me va muy bien pero, como dicen por ahí, las cosas no caen del cielo, debes esforzarte. Seguro que te irá muy bien porque se nota que estás ilusionada con lo que haces, al igual que yo al cumplir con mi sueño de estudiar en Alemania.

Leave a Reply