¿Tendrá final feliz mi historia?

15 de July de 2010. Escrito por Marcela.

Hola papá del alma:

Quiero perfeccionar el idioma alemán, así que estoy tomando un curso intensivo de 8:30 a 12:30, pero la profe y el calor que hace, precisamente no están ayudando mucho a mis propósitos.

El curso es de lo más variopinto, y donde por alguna razón los hispanohablantes somos la “minoría” más grande, je,je,je. Claro que casi todos son de la “madre patria”.

Creo que la mejor de manera de aprender un idoma es hablándolo y escribiéndolo BIEN, pero siento que todavía estoy lejossss. Como dicen los alemanes: “Übung macht den Meister”, por eso creo que debo dejar las justificaciones mentirosas hacia mi misma y hacer lo que hace el Padre Vallés, también escribir en el otro idioma, pero por diversión, no por obligación, por las ganas de querer SABER ALGO BIEN.

Así que papá, creo que la contestación a mi pregunta de si mi historia tendrá final feliz, pues sí, así debe ser, porque me gusta Alemania. Ich liebe Detschland! und ich liebe dich, sehr sogar!

Besitos,

deine Marcela

Pd. Si tienen recomendaciones para como mejorar mi aprendizaje de alemán, pues todos son bienvenidos.

5 años ya…

8 de July de 2010. Escrito por Marcela.

Lindito, lindito mío:

Hoy se cumplen cinco años del accidente. Fue un jueves y el sábado dejaste de respirar. Cuántas preguntas, Cuántos si esto …, si aquello, … Tengo un nudo en la garganta terrible y estoy lloviendo. Te extraño amorcito mío, te extraño papá del alma. Perdón por lo que no se dijo, perdón por no abrazarte ese día y decirte que lo siento. Eso me persigue todavía, pero también siento que supieste que te quería mucho y también me sabía querida.

La vida siguió y sigue. La familia quedó cojeando mucho al inicio. Había que comenzar a armar la vida sin tu presencia. Cómo costó Vichito, cómo costó y todavía cuesta. Joaquín fue la salvación, para no morir de tristeza y la conversación entre nosotros giraba en torno a él. Fue una buena terapia para todos.

Te quiero Vichito y quiero creer que alguna vez nos volveremos a encontrar y te voy a abrazar tan fuerte, pero tan fuerte.

Besitos,

Marcela

Pd. Muchas vidas no se perderían si fueramos más responsables con el manejo. Un chofer de bus mató a mi papá. Él sabe que murió y espero que haya hecho conciencia. Debe ser terrible cargar con un muerto y el dolor de su familia. ¡Ya no más corazones azules en la vías del Ecuador!