Rodos

2 de October de 2016. Escrito por Marcela.

Querido papi lindo:

Ayer llegaste a mí con tal intensidad que lloré porque te extraño. No creo que uno pare de preguntarse, que pasaría sí… La más recurrente es sin lugar a dudas cómo sería, si estuvieras vivo… Te amo papá y espero habertelo hecho sentir lo suficiente cuando estabas con nosotros.

Cambiando de tema, estamos preocupados por Adriana, por favor cuídala y dale toda la fuerza, la sabiduría y tu bendición para que todo salga bien.

Como sabes a mediados de septiembre volamos para Rodos. Hemos recargado las pilas y nos quedamos fascinados por el lugar. Sofía quedó impregnada de la “Casa del gran maestre”. Allí vivieron los Caballeros hospitalrios de San Juan y ahora son conocidos también como los Caballeros de Malta. Ella empezó a contar el cuento de que el Gran Maestre no podía dormir y se cayó de la cama… y que le gustaba mucho el helado de cholocalte. Fente a esas afirmaciones quisimos conocer sus aposentos y su casa pero lamentablmente no hay ninguna información que indique en que parte del recinto se encuentra uno. Al final cuando salimos y visitamos la tienta del museo había un libro que contaba la historia del edificio, dicho sea de paso, fenomenal. Creo que para los visitantes sería más significativo conocer un poco de la información de este interesante lugar, durante la visita, para caer en cuenta de donde esta uno.

Rodos combiana un gran pasado histórico con unas playas maravillosas. Pienso que Cartagena de Indias lo hace también, pero tal vez la diferencia se encuentra en la monumentalidad de las construcciones que uno se encuentra en Rodos, como la muralla y las cosntrucciones.

Fuimos a Lindos, de verdad que merece que ese nombre describe perfectamente al lugar es LINDO. El viaje hacia allá a la peque le resultó complicado pues no esta acostumbrada a viajar en lo que ella a identificado como bus de turismo, se marea y la pasó bastante mal en los trayectos, pero disfrutó de la bahía y de la playa perfecta de este lugar. Flotó maravillosamente y preparó helados “naturales”.

También concimos el acuario de Rodos que se encuentra casi junto a la punta más saliente al norte de la isla. Por supuesto que estuvimos también en ese punto, el mar estaba un poco tormentoso.

Finalmente en este año de la misericordia hicimos nuestro peregrinaje a la Catedral de Colonia. Maravillosa como siempre y además pudimos hacer la conección de los mosaicos de la casa del gran maeste con los de esta catedral.

Papá mío bendícinos y cuida de todos.

Con amor,

Marcela

Cuatro años…

15 de August de 2016. Escrito por Marcela.

Papá precioso:
Gracias por manifestarte en varias formas y hacerme sentir tu presencia en mi vida. Te amo mucho y te extraño.
Me ha cambiado la vida ser mamá, y en algunos minutos mi pedacito de cielo cumplirá cuatro años.
Es maravillosa y se parece en varias cosas a nosotros como los viajes. Ya tiene memoria de lugares:
- Korbac – le sorprendió este lugar porque fuimos en trenes antiguos como locomotoras. Además el tren que fuimos a este lugar tenía un bar con plantas artificiales eso le encantó.
- El Castillo de Braunfels uno porque le gusta los castillos medievales pero también porque fue la primera vez que se mareó en el bus.
- Heildelberg le encantó el hotel y saltar en la cama.
- Berlín buscaba los “ojos de vigilancia”
- Hotel de Rodenberg la piscina le pareció fantástica
- Gießen su comida favorita
- Weslar jugar memori en el centro comercial y prender velas en la catedral

Papá del alma te ruego que la bendigas y la cuides a ella y a todos nosotros.

Un abrazo enorme,

Marcela

La pequeñita…

1 de February de 2013. Escrito por Marcela.

Querido Papito del alma:
Es increíble sentir este amor que por una hija se siente. Nuestra pequeña florece cada día. Cada mañana recibimos su papá y yo su alegría de vernos. La expresión de su carita es como si viera a su helado de chocolate preferido Como no quererla.
Por otro lado, solo ayúdame a controlar a mis propios demonios.
Te quiero y te siento cerca…
Marce

Seremos tres…

31 de May de 2012. Escrito por Marcela.

Querido padre mío:

Ahora que M y yo estamos recorriendo los caminos de la paternidad y maternidad, pues hemos recibido el milagro de concebir a nuestro primer retoño, nos damos cuenta como se mezclan una serie de emociones y sentimientos, pero el principal es la felicidad de que nos está pasando un milagro de vida.

No puedo expresar toda la inmesa ternura y amor que me genera sentir a mi bebé. Ver como va creciendo en mi vientre y que es el fruto del amor de los dos. Una nueva vidita que se conjuga de dos mundos pero a la vez será ella misma. Me hago muchas imágenes pensando en como será su carita, la forma de sus ojos, su boca, su nariz, su piel, … en fin todo.

Esta bebita ha trastocado nuestro corazón, nuestra vida pero para bien. No salimos de nuestro asombro… Estamos enamorados de esta bebé. Qué el de Arriba nos ayude a ser buenos padres y tu padre mío, que muy temprano me visitaste en sueños y categóricamente aseguraste que era una nena, la protejas y la bendigas.

Te quiero,

Marcela