Die Hochzeitskerze spricht auf spanisch

25 de February de 2015. Escrito por Marcela.

Querido papito:

Tu Sofía crece y crece y con ella nosotros y nuestro gran amor por ella.
La hija de una amiga muy querida alemana se casa con un mexicano y ella me pidió que tradujera esta poesía que se titula “Die Hochzeitskerze spricht” y que en español es “La vela de la boda habla”. Es hermosa.
Que Dios bendiga los matrimonios en especial el mio y de la familia.

La vela de la boda habla

Lo he visto,
mi llamita estaba allí
cuando ustedes juntaron sus manos
y se regalaron su corazón.

Yo soy más que una vela,
soy la testiga silenciosa
en la casa de su amor
y sigo viviendo entre ustedes.

En los días en que el sol brilla
no necesitan encenderme.
Pero si ustedes están locos de alegría
u otra hermosa estrella
aparece en el horizonte de su vida,
entonces enciéndanme.

Enciéndanme, cuando haya oscuridad,
cuando haya una tormenta en su amor,
en su primera pelea,
cuando estén sufriendo en silencio,
entonces enciéndanme.

Enciéndanme,
cuando tengan que dar el primer paso
y no sepan cómo hacerlo,
cuando sea necesario hablar,
pero no encuentren la palabra correcta,
cuando quieran abrazarse,
pero sus manos estén paralizadas,
entonces enciéndanme.

Mi pequeña luz es para ustedes
una clara señal.
Ella habla su propio idioma,
que todos lo entienden.

Yo soy la vela de su boda,
a ambos los quiero.
Permítanme iluminarles siempre que sea necesario,
hasta que me puedan soplar mejilla con mejilla.
Entonces les diré gracias, hasta la próxima vez.

—–

Un besito Papi:

Pd. Tu nieta tuvo un comenzar muy tierno un compañerito suyo le tomó la manito para que leyeran juntos un libro.

¡Adiós al Hotel de mamá!

9 de January de 2010. Escrito por Marcela.

Hola Papito:

Siempre admiré mucho la lucha de ustedes dos por sacar adelante a sus cuatro hijos a pesar de las innumerables condiciones adversas que les tocó sortear. Sólo tú y mamá, trabajando duro y claro luego nosotros también ayudamos y fuimos consecuentes. Ahora todos somos profesionales y más que eso, todos tratamos de ser buenas personas, pues ante todo, eso era lo más importante para ustedes.

Me parece que esos tiempos difíciles ayudaron a forjar el carácter y también a aprender a valorar cada centavo que ganas y a ser conciente en que los vas a gastar o invertir.

Acá en Alemania en general a la gente se le prepara para que sea independiente, pero obvio como en todas partes, hay hijos que a pesar de que los padres les hacen el favor de tenerlos en sus casas, se ponen más exigentes con ellos, con la comida, con la limpieza de sus habitaciones e incluso hay algunos que trabajan y no colaboran con ningún céntimo para los gastos. Pero eso si, quieren tener la independencia para hacer los que se les venga en gana, y si no arde Troya, porque están “grandes” para que les cuiden sus “viejos”.

Recuerdo que una de las cosas que decía el Padre Alfonsito era que lo más penoso para muchos es cortar con el cordón umbilical. Eso de la independencia plena, eso de aprender a valarse por uno mismo, a “estirar hasta donde de las cobijas” no es fácil, pero hay que aprenderlo. Los miles de kilometros que nos separa de nuestras respectivas familias, nos ha fortalecido tanto como pareja, pues somos concientes plenamente que nadie nos va ayudar, sólo contamos el uno con el otro, es más, lo máximo que puedes irte es a la habitación de alado cuando has peleado y no a buscar a “mamá”. Pero por eso mismo aprendes a dialogar más, a escuchar más, a ser más paciente.

Decir adiós al hotel de mamá o querer ser independiente es entender que eso pequeños privilegios que te dieron tus “viejos” como lavar tu ropa, o prestarte dinero o su tarjeta se acabó y que ahora te toca manejar tu vida, llevándola por aguas tranquilas y turbulentas, pero con tenacidad y seguridad de que llegaremos a buen puerto solos. De esa aventura, mi amor y yo llevamos más de tres años y gracias a Dios ahí vamos.

Gracias papá y mamá por haber sido el ejemplo primero de haber dicho adiós al hotel de sus padres. Un besito muy grande para los dos.

Marcela

Estar aquí y allá

15 de April de 2009. Escrito por Marcela.

Hola papito querido:

Los flujos de cambios de población de una región a otra no es para nada actual.  Algunos autores como Faist, Preis, Glick Schiller y otros dicen que tal vez la característica fundamental de los actuales movimientos es que estar asociados a la “era de la red” y que ha supuesto una “cercanía” con los que se quedaron, constrarrestando de alguna manera el dolor o la nostalgía de lo dejado

Nina Glick Schiller fue de las primeras en introducir el concepto de los “transmigrantes”  y Pries los define como aquellos que mantienen relaciones continuas y densas con dos o más naciones. Visto así ¿qué significa duradero? ¿1 año, 20 años? ¿Denso? ¿Una vez al día, 3 veces por mes, todos los viernes, 2 veces al año?

Creo que en efecto que servicios como Skype que “abaratan” costos de comunicación si permite “integrarse” a la cotidianidad de los nuestros. Es más estando lejos es cuando más me he enterado de las cosas familiares y en algunos casos sirve para convertirse en “mediador” de conflictos, en “pañuelo de lágrimas”, en “confiente”.

Creo que los que vivimos – no los turistas- en la mayoría de casos estamos como Alejandro Portes menciona “Viviendo dos vidas” en diferentes campos. Generalmente además sin quererlo o -queriendo- vivimos en una constante comparación entre el aquí y el allá, para bien o para mal.

Ojalá uno pudiera encontrar ese “modo” de vivir en los dos mundos, pero no como una confrontación de ambos, como una dualidad: “bueno”-”malo”, “retraso”- “desarrollo”, “seguro”- “inseguro”, “amistad”-”frialdad”, etc., sino como complementariedad y vivirlo a plenitud. ¿Cómo lograrlo?

Te quiere mucho papito,

Marcela

La Pascua

8 de April de 2009. Escrito por Marcela.

Querido papá:

Luego del invierno la naturaleza resucita con una avidéz inimaginable, es increíble el cambio y también los efectos que puede producir sobre las personas.

Los cambios estacionales le brindan a uno la oportunidad de saborear o añorar el sol. Cuando tienes un sol que dura todo el año y los cambios son de más secos a más lluviosos, no se tiene mucha oportunidad de reconer y vivir esos cambios.

En Alemania al igual que en otros partes del mundo se sobrepusieron las costumbres ancestrales al cristianismo. Una tradición anterior de los habitantes que hoy se conoce como Alemania, reconocía  en los conejos la simbología de la fertilidad.  El “conejo de Pascua” es un actor principal en este tiempo en estos lares y la costumbre es que los padres esconden huevos (hermosamente coloreados, de chocolate) en su jardín o en su departamento para que los niños los busquen. Los niños pequeños creen que es el Conejo que les trajo los huevos.

En este lado del mundo, la fertilidad está asociada a la primavera y en el Ecuador por ejemplo al tiempo de las cosechas.

Ayer hice que mis estudiantes de español escribieran una tarjeta por Pascua y el contenido era más o menos así:

  • “Te deseo unas felices Pascuas, que disfrutes de las fiestas y que el conejo te encuentre.”
  • “Felices Pacuas, que disfrutes de la búsqueda de los huevos”

Lindo ¿no? Aprivecho para desear a todos unas ¡Felices Pacuas! Es decir un tiempo hermoso de renovación corporal y espiritual.

Un beso grande, papito.

Marcela

Pd. Espero que el conejo también nos encuentre :) :):)

¿Adultos?

11 de March de 2009. Escrito por Marcela.

Hola papito:

Recuerdo como con tanta ansia deseaba cumplir 18 años porque supuestamente significaba ser mayor de edad y eso según tú y mi mamá un montón de responsabilidades y cambios y para mí significaba libertad. Fue frustrante llegar al día y ver que no ocurría nada, todo seguía exactamente como el día anterior y constaté  que nada cambiaba magicamente. Así por ejemplo salir hasta más tarde, ir a fiestas, salir con amigos y amigas era algo que debía seguirlo ganándomelo y cuanto me costó, je,je,je.

Una de mis amigas alemanas va a cumplir sus 30s y sufre la pobre. Treinta le suena enorme y me dijo que no quería tenerlos, que le gustaría estar cumpliendo veinticinco pues no quiere ser todavía adulta. Quiere seguir saliendo con los amigos hasta tarde, quedarse en la cama, hacer lo que quiera, no casarse, no pensar en tener hijos, etc..

He estado leyendo algunos artículos de Pierre Bourdieu y en su libro “La distinción: critrios y bases sociales del gusto” sostiene él que somos ingenuos al pensar que “nuestros gustos”, son “nuestros” por si mismos.

Ya algunos antropólogos han escrito sobre el proceso de “inciación” de ciertas tribus, donde los niños, dejan de serlo a través de estos rituales.

Tal vez se podría concluir entonces que no importa a la sociedad a la que pertenezcamos, pues socialmente nos dirían cuando debemos ser adultos. Yo prefiría que a pesar de esos “condicionamientos” tengamos la valentía de ser como queramos y cuando queramos, por algo El de arriba nos dio libre albedrío.

Te quiere,

Marcela

La celebración del amor

11 de February de 2009. Escrito por Marcela.

Hola papito querido:

Nuevamente estamos bombardeados por la “necesidad” de comprar cosas para los amigos y para nuestro amor por el 14 de febrero, para “demostrar” nuestro afecto. Leí que hubo una encuesta en la que uno de cada dos solteros se deprime en esta fiesta.

La celebración del amor debería ser cosa de todos los días. Bendiciendo el día por oir respirar a lado de uno a la persona que quiere con el alma, por sentirse protegido y querer proteger, por sentir apoyo y dar apoyo, por ceder, por perdonar, por callar, por tener con quien reir, con quien dialogar, con quien llorar, con quien y para quien orar, por disfrutar, por pelear, por eso y por … miles de cosas, cada día, debería ser el día del amor.

Me gusta leer al Padre Vallés y él con su forma gentil de contar las cosas cuenta como una pareja de novios ya casi para finalizar su fiesta de bodas exclaman “ya casi acaba todo”, y él les contesta “no ahora es cuando empieza todo”. Y así es.

Me siento feliz con mi amor, con mi marido. Gracias marido mío eres el mejor.

Por otro lado, es lindo también sentir y dar cariño a la madre, al padre que está en el cielo, a mis hermanos, a mis peques locos, a mis cuñados, a mis tías, a Dieguito, en fin de toda la familia y obviamene a los amigos.

Gracias papá por habernos dado una familia bonita.

te quiero,

Marcela

Pd. ¡¡¡Qué viva el amor!!! sin condiciones, sin regalos, el amor que nada espera.